lunes, 20 de septiembre de 2010

Empezando a enterarme


La verdad es que por ahora he estado encerrado en la biblioteca y no me ha dado tiempo a empezar mi exploración de esta ciudad. Hoy he dado una vueltecita por Midtown Tokyo que es un complejo comercial que está a caballo entre la guerra de las galaxias y las galerías más exclusivas de Londres. Nada que ver con el bullicio de los centros comerciales filipinos que ya han quedado comentados en este blog. Recordad que os decía que en Manila se hace fundamentalmente 'window shopping', familias enteras paseando y "echando" el día en el 'mall'. No se gasta mucho, si acaso algo para los niños y la comida más o menos cara según si hay algo que celebrar o no. Hoy en Tokio he comprobado que no es que sea fundamentalmente 'window shopping' lo que hace la gente, es que casi no se puede hacer otra cosa. Hay muchas pastelerías -casi todas con un "toque" o nombre francés- que más parecen boutiques de alta costura. Relojerías-joyerías con precios mareantes. Quincallerías sobrevalorando el producto. Y otras variadas tiendas de todo tipo, pero siempre dentro de un orden muy japonés. Aquí solo había bullicio en una parcela de césped (del que casi no se veía el verde) delante de la Oktoberfest (¡qué buen marketing alrededor del mundo han hecho los alemanes de esa fiesta!). En fin, me tenéis que permitir que vaya dando mis pasitos por aquí. Os dejo con la fotografía de un estante de la pequeña sección que tenemos en la biblioteca -que es donde más horas he pasado por ahora- sobre temas hispánicos en japonés.

16 comentarios:

Martin dijo...

Hola Manolo, qué tal? Te echamos de menos aquí en Kalaw! Tengo una preguntita, cuál biblioteca es más grande? En Tokio o aquí en Filipinas?

Un abrazo,
Martín

Blas F. Tomé dijo...

Apasionante tu trabajo.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola Manolo, soy Pili.¿Puedes explicar un poco en qué consiste la Oktoberfest?No la conocía hasta ahora.¿Tienes ya el kimono?¡Te imagino!El nuevo otoño en Badajoz se presenta plácido y tranquilo,Dios quiera que no se disloque.Ha sido un acierto tu foto del principio,pues a pesar de la distancia,parece que te tenemos en Badajoz,estás muy natural.Bueno,a ver si compráis más libros de español para la Biblioteca,que los japoneses son capaces de sustituirlos por los electrónicos,y nos quedamos sin los de papel,¡qué pena...!Un abrazo y saludos a todos los blogueros

Manolo Pérez dijo...

Martin, qué bien tú por el blog. La biblioteca de Tokio es más grande que la de Manila en espacio, pero la de Manila tiene más libros porque su colección es más antigua. De todas formas hay mucho trabajo en cualquiera de las dos.

Manolo Pérez dijo...

Blas, apasionante y, aunque parezca mentira en una biblioteca, a veces, estresante.

Manolo Pérez dijo...

Pili, la octoberfest es la fiesta más multitudinaria de Alemania en la que corren ríos de cerveza y hay muchas actividades (riéte tú de la Feria de Sevilla). Pero es que ahora se celebra en todo el mundo.
De kimono nada, ando como siempre, con "mi torpe aliño indumentario", jejeje. Libros españoles hay a cientos en la biblioteca pero para la ilustración me ha parecido más gráfico sacar una foto de un estante de los libros que tenemos que hablan de temas hispánicos en japonés. No me preguntes -así, 'de visu'- por los títulos. No te preocupes porque los japoneses cuidan admirablemente la tradición y son capaces de combinar con mucho más tino que en ciertos lugares de Europa, la tecnología libro con las nuevas tecnologías.

alejandro dijo...

hola manolo me llamo alejandro ,he encontrado por casualidad tu blok buscando informacion sobre filipinas.hemos ido a indonesia y alli nos hablaron de las filipinas. estamos buscando un sitio para vivir mejor que aqui en barcelona. te haria mil preguntas pero para no molestarte, el tema de los visados cuando te quedas a vivir es igual que en indonesia que tienes que salir cada seis meses?me ha gustado mucho tu block con lo poco que he visto.un abrazo. en el facebook mi nombre es alejandro lorenzo quevedo.

Manolo Pérez dijo...

Alejandro, muchas gracias por tu comentario sobre mi blog. La verdad es que este blog es de mucha gente porque son muchos los que participan. El tema del visado es igual que en Inonesia, tienes que salir del país o hacer un -carísimo- visado de trabajo o de residencia permanente. Pero no sé mucho del asunto. Lo mejor es que preguntes en el consulado que tengas más cerca. Ya te he enviado una solicitud para que me agregues en facebook.

Carlos Juan Juan dijo...

Mucha suerte Manolo en tu nueva etapa profesional. A medio plazo es posible que, si no me dices lo contrario, nos volvamos a saludar pues tengo intención de no agotar mi estancia en Filipinas sin pisar Japón, aún tardaré unos meses pero... lo considero una visita imperativa. Saludos

Manolo Pérez dijo...

Muchas gracias, Carlos. Pues cuando decidas visitar Japón ya sabes donde estoy. El Instituto es fácil de localizar.

Luis González dijo...

Veo que empiezas a dominar un pelín la escena. Tokyo ya no es Tokyo. Va teniendo sus propios nombres y apellidos, lo que nos facilita un viaje por el sueño de esa extraordinaria ciudad. Si algún día te decidieras a narrar tus experiencias, las guías de viaje quedarían en desuso. Me alegro que la OKTOBERFEST nipona te haya conocido, aunque aún no sepa, a ciencia cierta, quién eres. Algún día, en un boulebard, en un concierto, en un restaurante, en cualquier lugar de Tokyo, alguien sí lo sabrá y le dirá a la persona que tenga a su lado, ese señor de ahí, ese que está contando cosas de Badajoz, de sus amigos, de su propia vida, es Manolo, Manolo Pérez, el del Cervantes. Y se quedará tan pancho. Un abrazo.

Manolo Pérez dijo...

Pues no te creas Luis, no vas muy descaminado. El otro día, cuando volví a mi yakitori bar después de dos años, me recibieron con un "Maroro!, Maroro!" que viene a ser la manera en la que los japoneses pronuncian más cómodamente mi nombre. Y no sigo porque descubriríais mis primeras andanzas por Tokio a base de recibimientos a "Maroro san". Nos conformaremos con hacerlo lo mejor posible en el Cervantes y fuera del Cervantes. Ahora, eso sí, de la familia, de los amigos, de Badajoz, de Extremadura, de España y de Filipinas van a tener información de primerísima mano, jeje. ¡Cómo te hubiera gustado lo de la oktoberfest!

María José dijo...

Querido "Maroro" con tanta línea y colorín, casí me dá un mareo, jejejejé...Un abrazo, María José.

Manolo Pérez dijo...

María José, yo sí que estoy "mareao" que se dice en nuestra tierra. Vamos entrando en materia pero poquito a poco...

GYROVAGO dijo...

Compadre, ¿por qué no cambias el nombre del blog entonces, y lo llamas el blog de Maroro Pérez?

Manolo Pérez dijo...

Gyrovago, Manolo Pérez se llamaba el blog y Manolo Pérez se le queda.