lunes, 5 de octubre de 2009

Filipinas: un gran país


Después de lo pasado volvemos al diario y al disfrute de este gran país. Todavía quedan muchas cosas por recuperar y mucha gente por ayudar pero quiero hacer una entrada reivindicando Filipinas como lo que es, como un magnífico país de gente muy acogedora. No vaya a ser que alguien pueda tener dudas sobre peligrosidad en el clima o en la naturaleza, quiero animar a todos los que tengan previsto un viaje a Filipinas a que se ilusionen porque vienen a una tierra magnífica. Manila está loca y esto lo sabemos todos los que vivimos en Manila. Pero esa locura es muy llevadera y es la que hace que esto esté lleno de vida. Desde luego no os aburriréis en Manila. Pero, si salís de esta ciudad, os vais a encontrar verdaderos paraísos, las mejores playas del área (y el área comprende países muy turísticos como Thailandia, Indonesia, Bali, Vietnam, etc). Los blogueros habituales sabéis que yo no soy muy playero, que prefiero las provincias interiores filipinas. Hacer una excursión por la isla de Luzón es un goce para los ojos y para el espíritu, pero es que las otras islas son increíblemente bonitas: Bohol, Palawan, Mindanao, Cebú, Mindoro, y todas las que no nombro pero que siempre tienen algo que mostrar. Todo a menos de una hora de avión desde Manila.
Pero si hablar de la naturaleza en Filipinas es hablar casi del paraíso, hablar de la gente es hablar de la amabilidad, del respeto, de la amistad y de las ganas de vivir. Y eso que, a veces, la naturaleza se lo pone bien difícil. Pero mucho peor es el poder de las oligarquías que mantienen un entramado muy complejo de romper. No seré yo quien entre en política en un país que no es el mío (en el mío tampoco me gusta hablar de política , jeje) pero hay cosas que deberían cambiar en beneficio del pueblo filipino, esta magnífica gente que trabaja muy duramente por salarios muy bajos y muchas veces sin ningún tipo de protección social ni laboral. Hay demasiada política de gestos, pero se queda ahí, en los gestos y, además, lo publicitan con todo lujo de detalles, desde las farolas de una calle, al cartel de las fiestas del barrio. Mientas tanto, la gente se ayuda entre sí, se ríe, come tantas veces como puede al día, se entusiasma con sus héroes, se divierte, visita los centros comerciales, honra sus muertos, adora a su familia, hace chiste de todo y, como ya os decía en otro lugar de este blog, sonríe hasta en las situaciones más inverosímiles.
No os arrepentiréis de conocer este país y, seguramente, como nos ha pasado a muchos, repetiréis. Aquí os dejo con una foto tomada del álbum de Manila de nuestra bloguera Ana Santos -gracias Ana- en la que queda reflejada la vitalidad de las ciudades filipinas.

12 comentarios:

joaquin dijo...

Hola a todos!Hoy he escuchado un programa de homenaje a Mercedes Sosa,trovadora argentina fallecida el domingo y me he puesto triste....después de leer tu entrada y tras el desastre ocurrido en Filipinas y los continuos que ocurren en tantos países...siento alegría y recordando a los trovadores, deseo que "el silencio dé paso al trino","que las mariposas de ayer no solo sean humo","que no se calle el cantor,porque cuando el cantor se calla..se calla la vida","que no todo está perdido porque muchos vienen a ofrecer su corazón" y que hay que dar "gracias a la vida" por ofrecer "espectáculos" naturales y humanos como los que cuentas en tu entrada, de ese país.A ver si un día me animo y lo visito.Un abrazo,desde el sur

Manolo Pérez dijo...

Joaquín, precioso tu comentario. Yo también estuve escuchando ayer a Mercedes Sosa para que no callase el cantor.

Rafa dijo...

Buenos días Manolo desde Madrid y me alegro de que todo marche mejor después de estos terribles días del Ketsana. Lo cierto es que cuando una de estas desgracias te toca de cerca, te hace reflexionar profundamente y ponerle cara a esos cientos de personas que aparecen en las noticias subidos a los tejados de sus casas con el agua corriendo bajo sus pies.

Mientras en estos últimos días se habla en España de que el vicepresidente del BBVA va a recibir una pensión de 52 millones de € y de que el gasto realizado por la candidatura de Madrid para los JJ.OO. de 2016 ha sido de 600 millones de € (sí, 600 millones!!!), sólo cabe plantearse que la naturaleza del ser humano (al menos en los países desarrollandos) es mala, insolidaria, envidiosa, y sólo pretende que la pobreza y desgracia de unos pague la riqueza y comodidad de otros...que injusticia. Por cierto, oí un par de veces en la radio que España había destinado 150.000 € de ayuda al gobierno filipino por los desastres...25 millones de pesetas!!! tremenda miseria.

Aparte de estas diserciones, estoy totalmente de acuerdo con lo que comentas: Filipinas es un gran país lleno de gente fabulosa que vive feliz, sin lujos, haciendo frente a la naturaleza y a sus políticos y que trabaja duro dando gracias por lo que les ha tocado vivir...eso si que son VALORES.

mary carmen dijo...

Despues de tu entrada, manolo, y del comentario de joaquin ( preciosos los dos) mi comentario no estaría a la altura asi que a seguir escuchando a mercedes sosa para que no se calle el cantor....
Un beso
mary carmen.

Manolo Pérez dijo...

Rafa, desde luego que determinados lujos de los países desarrollados están pagados por las miserias de los países en desarrollo. Es inmoral e indecente. El tema daría para varios blogs dedicados sólo a denunciar esas inmoralidades. Muchas gracias por tu comentario.

Mary Carmen, tu comentario es tan oportuno y adecuado a la situación como siempre. Muchas gracias.

Manolo Pérez dijo...

Como habéis sido muchos los que me habéis dicho que queréis hacer alguna aportación económica para los afectados del tifón Ketsana (Ondoy en Filipinas) aquí os dejo la información que me envía mi hermana Mª Carmen que ha hablado con Cáritas Badajoz:
Para ayudar a Filipinas basta con hacer una donación o transferencia bacaria a Cáritas (En el Banco Santander seguro que hay cuenta de Caritas pero creo que hay cuentas de Cáritas en otros muchos bancos) y poner donde dice "en concepto de": Campaña "Cáritas con Filipinas"

Por otro lado yo he entrado en la web de Cáritas y en la sección de emergencias está la campaña "Cáritas con Filipinas" con el siguiente teléfono de información y donaciones:
902 33 99 99

Anónimo dijo...

Manolo:

Seguro que me crees si te digo que estos días me he acordado mucho de vosotros.
Abrazos
Mauro

Manolo Pérez dijo...

Mauro, claro que te creo cuando dices que te has acordado de esta tierra. Aunque tú conoces bien el paño, creo que no te puedes imaginar cómo fue. Pero ahora luce el sol, jeje.

BlasFT dijo...

Nada mejor, después de atravesar tiempos difíciles, que ahondar en el carácter alegre de las gentes que lo han pasado mal.
¡¡Perfecto!!.
Estoy de acuerdo contigo, yo que conocí un poquito Filipinas.
Un abrazo.

Manolo Pérez dijo...

BlasFT, muchas gracias por tu comentario. Tú tienes información porque visitaste muchos de los lugares que nombro.

pepe alas dijo...

Si quieres, puedes juntarnos (Arnaldo) y yo) cuando visitamos varias poblaciones en las provincias. =)

Manolo Pérez dijo...

Pepe, me gusta mucho la idea de ir con vosotros en vuestras visitas a las provincias.