miércoles, 1 de abril de 2009

Taal


El domigo pasado hemos estado de excursión. Ángel nos hizo madrugar y yo estaba en pie a las 6.30 de la mañana. Venía Ana que está trabajando esta semana en la Universidad de Santo Tomás, Estrella que es la directora de bibliotecas de la Universidad y dos bibliotecarias. Llevábamos una furgoneta (ahora se les llama monovolumen) que conducía Jemuel. Enfilamos a punta día hacia Tagaytay y llegamos hacia las 10 de la mañana. Pudimos disfrutar de las vistas del lago y del volcán porque el día estaba bastante claro. Después estuvimos en la casa de unas amigas de Ángel en una urbanización en la que aprovecharon para darse un baño en la piscina de la comunidad. Nos fuimos a Sonya's a comer. Sonya's es un lugar increíble, perdido en la provincia, te aparece un restaurante rodeado de flores y plantas aromáticas que se usan en la cocina. El comedor es como una inmensa jaima con lienzos cubriendo el techo, con humidificadores para refrescar el ambiente, con manteles de hilo, todo cuidadísimo. Las ventanas de 'capiz' dan un toque muy filipino al entorno. La comida frugal pero suficiente, a base de ensalada con muchos aderezos, y pasta, también con una gran cantidad de cosas para añadirle. El postre un pastel de chocolate hecho con la receta de la madre de la dueña y una infusión a base de dos hojitas de estragón (=tarragon, en inglés). La dueña estuvo muy amable y dispuesta, vestía de blanco, a juego con el comedor.
Seguimos nuestro viaje bordeando el lago y llegamos a Taal City. Es una ciudad pequeña pero tiene la iglesia más grande de Filipinas de culto católico. La basílica de San Martín de Tours. Impresionante. La última construcción, después de haber sufrido varios terremotos, es del s. XVIII. Al lado está el antiguo convento de franciscanos. Enfrente está la Casa Real, el ayuntamiento, en cuya fachada lleva la fecha de la fundación de la primitiva ciudad en el s. XVI. Recorrimos sus calles y visitamos varias tiendas en las que se confecciona el barong tagalo. También estuvimos dando una vuelta por el 'palengke' (=mercado, en tagalo).
Un día bien aprovechado, atravesando paisajes maravillosos, y que terminamos a las 10 de la noche. En domingo, como para descansar... No os quejaréis, porque os he contado con todo detalle la excursión. Os dejo con una vista del Volcán Taal. Y en el siguiente enlace podéis ver algunas fotos de la excursión y de la iglesia de San Agustín en Manila:

10 comentarios:

mary carmen dijo...

maravilloso domingo, que envidia.
Las fotos son preciosas, dan ganas de perderse por esos lugares.
Espero que hagas muchas excursiones como esta o mejores y nos cuentes con todo lujo de detalles como en esta ocasion que parece que estamos ahi. jeje.
Un beso
mary carmen.

Manolo Pérez dijo...

Mary Carmen, maravilloso domingo pero muy cansado. No, la verdad es que nos lo pasamos muy bien, vimos cosas muy bonitas y nos reímos mucho.

María José dijo...

Muy bonito Manolo Pérez, una que lleva sólo tres días desempleada -la primera vez que me encuentro en esta situación, la verdad- me entran ganas de coger las maletas y desconectar; si no fuera porque mi padre está muy enfermo...
Un abrazo, Mª José.

Manolo Pérez dijo...

Vaya, Mª José. Eso me gusta menos. Espero que tu padre se recupere pronto. Anda, que la que tenemos con el paro...

BlasFT dijo...

Hola, 'Manolo Perez':
Bueno, mi paso por Filipinas ha concluído, y -créeme- que me ha dejado un regusto muy, muy bueno. Espero volver algún día, aunque no es mi habitual estilo repetir sitios.
Me encantó Filipinas.
Desde allí pude escribir 4 o 5 'post' que para nada cuentan mi viaje, sino mis sensaciones en determinados momentos.
Te hago un repaso rápido de lo que visité, siguiendo -en parte- tus recomendaciones. Me fui a Banaue, Bontoc y Sagada (norte); bajé de nuevo y me fui a Puerto Galera (no merece la pena) y, posteriormente, en barco, me llegué hasta Cebú, Isla de Bohol, Isla Malapascua, Negros y finalicé mi estancia en la isla de Palawan (una delicia). Estuve en Puerto Princesa, El Nido (recomendable), Port Barton (playa magnífica, pero no me interesan las playas) y 'Underground River' (interesante).
Resumen: ¡¡Genial!!.
Ejercí de mochilero desde el primer día hasta el último; conversé con mucha gente, hasta con una chica que hablaba 'chabacano'.
No fuí a Tagaytay, de milagro.
Un abrazo, 'Manolo Pérez', y disfruta de esas islas que tienen mucho que ofrecer.

Manolo Pérez dijo...

BlasFT, gracias por tu crónica filipina. Pues sí que te has dado un buen viaje. Tengo que visitar Palawan, todos coincidís en su belleza. He estado viendo tu blog y me da la sensación de que te has enterado perfectamente de lo que es este país. Ah, completamente de acuerdo con tu gesto hacia los rascacielos de Makati.

Anónimo dijo...

Hola Manolo, que alegria encontrarte en Internet y muy bien que mantengas vivo este blog!
Un abrazo desde nuestra querida Manila
Juan Echanove

Manolo Pérez dijo...

Juan, bienvenido al blog! Me da mucha alegría tenerte entre los que pasan por aquí (algunos hasta se han quedado, je, je). Espero que te quedes y, de vez en cuando, nos cuentes impresiones sobre Manila y Filipinas. Como has visto, aquí se puede escribir de todo y tú tienes buena capacidad para escribir.

miguelito dijo...

Manolo,

No tengo el gusto de conocerte. Me ha dado mucha alegria descubrir tu blog. Estuve el año pasado con mi novia filipina en Taal y en la laguna de Taal. Comí en un restaurante con vistas a la laguna y al volcan central. Visité la ciudad que todavía conserva el nombre de las calles ("Calle Real" en español y la iglesia con sus letreros en español.

Me invitaron unos profesores de la universidad de La Salle (yo tambien soy profesor de universidad) a dar unas charlas y tuve la oportunidad de conocer Manila, aparte de a la familia de mi futura esposa (nos casamos el mes que viene), que vive en Antipolo.

Hace tiempo que busco contactos en Manila, foros, nombres y Junto con tu comentador anonimo "Juan Echanove" creo que sois los pioneros del blogguerismo español en manila. En cualquier caso os agradezco la información que dais, porque nos dais muchas pistas a los viajeros ocasionales a Manila. La verdad es que espero volver pronto por alli, al menos en navidades.

Por otro lado me gustaría daros la impresión que tengo de Filipinas, una vez que se conoce la historia reciente, y es que ha habido una parte triste que es la erradicación del español por parte de los americanos.

Quién lo iba a pensar cuando se escribió este poema:

Querido amigo: se trame lo que se trame
y se legisle y ore y se cante y se ame,
en toda Filipinas, mientras alumbre el sol,
se seguirá escribiendo y hablando en español.

No hay peligro que muera el castellano idioma
sobre el tallo en que un día floreciera fecundo.
El pueblo lo conserva como un precioso aroma,
y con él se perfuma ante Dios y ante el mundo.

Triunfará sobre el cálculo y la ruin amenaza
y se hará en nuestros labios ritmo, de gloria, eterno.
Lo defienden los hombres más aptos de la raza,
y lo guardan las leyes más justas del gobierno.

No existe valor patrio a su valer análogo.
Ni late en nuestra historia otro motivo igual.
En español Mabini redactó su Decálogo
y en español cantando, dio su vida, Rizal.

Puedo decir, henchido de orgullo soberano,
que bajo el exotismo de nuestra vida extraña,
en Filipinas se habla y escribe en castellano
como se escribe y se habla en España.

Luciendo hasta cegar su clámide suntuaria,
marchará el español bajo arcos triunfales,
mientras cincele Briones su prosa lapidaria,
y cante Bernabé sus versos inmortales.

Es el verbo que se hace pálida luz de luna
cuando hombres y mujeres van del amor en pos;
el verbo con que Recto deslumbra la tribuna,
y Monseñor Guerrero habla en nombre de Dios.

Es la seda primorosa con que la sampaguita
el seno de la virgen del terruño engalana,
y es el santo rosario que ofrece la abuelita
cuando se hace la noche filipina y cristiana.

¿Cómo vas a extinguirte, dulce idioma español?
¿Cómo vas a dejarnos, romancero de amores?
¡Si has de morir, será cuando se muera el sol,
cuando no queden pájaros, ni mujeres ni flores!

Cuando la voz de Cronos, con acento apagado,
resuene señalando una nación en ruinas:
“¡Aquí existió un país florido y encantado,
que en honor de Felipe se llamó FILIPINAS!”



Poema de Jesus Balmori (Poeta filipino) escrito en 1939

(Extraido de http://lgpolar.com/page/read/396)

Manolo Pérez dijo...

Miguelito, disculpa que responda con tanto restraso. Esta entrada sobre Taal ya es un poco antigua. Mucho me alegra que veas este blog como un medio de información para la gente que quiera saber algunas pinceladas sobre Manila y Filipinas. Escribe siempre que quieras y cuéntanos tus experiencias manileñas. A ver si nos vemos por Manila.