martes, 21 de octubre de 2008

Luis


Pues se acaba de reincorporar a este blog mi hermano Luis. Él fue el primero en enviar comentario en mi primera entrada. Además, fue capaz de enviarlo firmado con su nombre, cosa que ahora le ha costado, según me decía en un correo de esta tarde, un poco de más trabajo. Amante de las nuevas tecnologías, Luis se caracteriza por su brillante uso de la lógica y, sobre todo, por tener un buen corazón. Esto último parece una paradoja porque Luis estuvo muy malito hace ahora dos años. Su corazón le falló durante un rato (ya se le había parado muchos años antes a causa de un accidente de tráfico, pero lo reanimaron a tiempo). Nos tuvo a todos muy preocupados. Pero mucho, mucho. Gracias a Dios y a los médicos, salió adelante. Y no me veas cómo. Ahora disfruta de la vida como Dios manda. Seguro que él, con su experiencia, sabe valorarla mucho mejor que los que no hemos pasado por ahí. Su fuerte es la didáctica de la Física y lo que más me llama la atención a mí, es que trabaja sobre el color. Hace un tiempo me dijo que tenían una cuestión en sus trabajos en el Departamento que, estudiando algún aspecto del color, les llevaba a algo que estaba fuera de la Física y que se planteaban hablar con alguien de Filosofía para ver cómo tratar la cuestión. ¿No es maravilloso? Es como estar tocando los límites entre la Física y la Metafísica. En mi opinión, desde un punto de vista puramente intutivo, sólo la Música puede moverse con soltura entre esos límites. En fin, como véis, hablando de Luis se puede traer a la charla cualquier asunto. Incluso, una buena lasca de jamón de montanera y un buen vino. ¡Bienvenido otra vez al blog, hermano!

4 comentarios:

M Paz dijo...

Mi querido Luis me enseñó a nadar, a no marearme en los viajes, y me explicaba química como sólo él sabe hacerlo.Tiene un corazón de oro, y siempre está deseando darnos gusto a todos. Ahora pronto celebraremos Dios mediante el 2º aniversario de su tercer cumpleaños (es que mi hermano Luis tiene 3 cumpleaños ).Su Ángel de la Guarda lo cuida muy bien, pero ya está bueno de darle tanto trabajo.Es verdad que disfruta de la vida intensamente y eso es muy bueno. Un abrazo grandísimo para ël de su hermana M. Paz.

Luis dijo...

¡Jo!, que yo vengo a contaros que en el Hoy de hoy viene ( http://www.hoy.es/20081102/sociedad/extremenos-20081102.html ) un artículo dedicado a los extremeños que estáis en el extranjero y mantenéis un blog ... y me encuentro con esto..... Luego vuelvo aquí, ahora voy a intentar poner una nueva entrada con lo del Hoy de hoy.

Luis dijo...

Gracias por vuestras cariñosas palabras. Menos mal que mi corazón ya está completamente recuperado, porque si no no estaría yo muy seguro de que le viniera bien emociones tan intensas como las que siente al leer vuestros comentarios.
Vamos a ver, esto es un blog que puede leer todo el mundo..., como comprenderéis no es lugar para responder a vuestros comentaríos como os merecéis, así que os enviaré un mensaje privado a cada uno. Solo comentar la suerte que tuvimos con tener unos padres como los nuestros, ahora (y antes también, siempre) se ven los frutos de su dedicación permanente a sus hijos (y a sus alumnos).

Manolo Pérez dijo...

Ya sólo queda la Pérez. Je, je.