lunes, 11 de agosto de 2008

La cerveza San Miguel


Os tengo un poco olvidados. Hacía más de una semana que no escribía en el blog y es que tanto la semana pasada como este último fin de semana han sido bastante ajetreados. Una vez acabaron los días de lluvia que os contaba en mi anterior entrada, empezó a hacer calor y hasta hoy. Esto ha permitido que el ritmo de actividad haya vuelto a la normalidad. Sólo os contaré que ayer estuve en un cumpleaños y que todos los asistentes eran filipinos menos Manolo Pérez por lo que se deshicieron en atenciones y la gente del vecindario venía a saludarme con la fina amabilidad filipina. Nos lo pasamos estupendamente y yo me pasé tomando cerveza San Miguel. San Miguel es una de las mayores compañías filipinas (3,6% del producto interior bruto de Filipinas) y su cerveza es excelente, bueno es excelente la pilsen porque la light no hay quien la tome porque es como beber agua y encima con 5% de alcohol. Otra curiosidad para beber cerveza en Filipinas es que si no está muy fría se toma con hielo (en tagalo = yelo). Al principio choca beber cerveza con hielo pero cuando te acostumbras está mejor que del tiempo, además, al fin y al cabo, cuando el hielo se derrite es agua y es como si tomaras lo que en España se llama una "clara" (pero sin añadir azúcar). En fin, ahora que el agosto español está en pleno apogeo tomaros una cruzcampo (o la que os caiga más a mano) a mi salud.

3 comentarios:

withonespast dijo...

Señor Manolo!

Yes, San Miguel beer is the best cerveza in town.

I'm sorry if I'm posting in English, my Spanish is not good.

I hope I'd be able to improve it now that I study in Instituto Cervantes.

My friend Pepe Alas referred me to your site.

I'll try to follow what you write here. Gracias!

Manolo Pérez dijo...

¡Hola Arnaldo! He visitado tu blog y está muy bien. Lo añado a mi lista de blogs a los que recomiendo la visita. Escribe en inglés, no hay problemas. Si sigues estudiando, dentro de poco escribirás en español.

PEPE ALAS dijo...

¡Me encanta cerveza negra de San Miguel! Es más delicioso, más rico, y más erótico, ¡jejeje!

¡Viva la botella!