martes, 5 de mayo de 2009

Manny Pacquiao


Lo primero que tengo que hacer es pediros disculpas por haber vuelto a tardar en escribir en el blog. Las consecuencias del Día del Libro me han tenido y me tienen entretenido todavia. Hoy os hablo del personaje más popular de Filipinas en estos momentos. Manny Pacquiao es un boxeador. Pero no es un boxeador cualquiera porque ostenta el título de campeón del mundo en pesos ligeros (no sé si se escribe en singular o en plural). Es todo un ídolo en Filipinas y cuando pelea el país se paraliza. El pasado domingo luchó en Las Vegas con Hatton y lo dejó K.O. en el segundo asalto. Para mi gusto este Hatton descuidó mucho la defensa ante un púgil tan peligroso como Pacquiao. Es una lata porque no lo retransmiten en abierto por lo que sólo se puede ver en directo comprando el pago por visión y cuando lo ves en diferido el combate va lleno de publicidad con unos espacios muy largos entre un round y otro (aunque, en esta ocasión, sólo hubo lugar a un descanso). A mí me recuerda cuando pequeño veía los combates de José Legrá o Urtain; también España se paralizaba cuando había buenos boxeadores. La revista norteamericana Time lo ha incluido recientemente en la lista de las cien personas más influyentes del mundo, entre las que sólo hay dos españoles: Rafael Nadal y Penélope Cruz. En mi opinión, no creo que haya ni en la política, ni en el cine o música, ni en la sociedad en general en Filipinas, un personaje con más popularidad que Manny "Pacman" Pacquiao. Os dejo con una foto de uno de los recibimientos dispensados a Pacquiao a la vuelta de una de sus numerosas victorias en campeonatos.

11 comentarios:

mary carmen dijo...

Hemos estado todos perezosos para escribir, debe ser el calor que nos ha venido por sorpresa, no escarmentamos, todos los años igual.
Recuerdo esos combates que dices de urtain y cia, se quedaba la avenida vacia jaja, tenian mas tirón que el futbol verdad?
En fin, espero que no volvamos a estar tanto tiempo sin participar en tu blog.
un beso, manolo
mary carmen.

Manolo Pérez dijo...

Mary Carmen, pues aquí lo que han llegado son las lluvias. Hay un tifón rondando que no deja de dar la lata. Ah, entre los boxeadores, se me olvidó nombrar también a Perico Fernández.

Anónimo dijo...

Acabo de ver los dos asaltos en youtube....la verdad es que me ha impresionado mucho, y bajo mi punto de vista, todo el éxito, el reconocimiento y la millonada que se merece Pacquiao por la victoria, pierde gran parte de su valor cuando se ve la imagen del contrario tirado sobre la lona.
saludos.

Manolo Pérez dijo...

Anónimo, estoy de acuerdo contigo porque la imagen es desoladora. Pero no estoy muy seguro de que los merecimientos del vencedor pierdan su valor. Creo que el tema del boxeo daría para un largo debate.

BlasFT dijo...

Un detalle, una faceta distinta la que nos cuentas.
Una faceta que yo no conocí.
Un abrazo.

Esther dijo...

Aunque no tenga nada que ver con el boxeo, os lo cuento porque también tiene que ver con la lucha y porque lo he descubierto en este blog: ayer en el Canal Historia pasaron un reportaje sobre "el eskrima" filipino.
Al parecer forma parte del entrenamiento de los militares filipinos, pero hay algunos que no lo son y también lo practican. Lo que más me llamó la atención fue verlos con los bolos "peleando" sobre una especie de balsas en movimiento. Muy interesante. Se realizan combates y hay un campeón del mundo. Lo más divertido: los combates se realizan en los mismos sitios que las peleas de gallos.
¡Buen fin de semana!
Esther.

Manolo Pérez dijo...

BlasFT, pues ya es raro que en los días que estuviste aquí no oyeras hablar de Pacquiao.

Esther, muchas gracias por el comentario. Poco a poco vamos completando información sobre el eskima filipino.

Anónimo dijo...

Hola de nuevo.Manolo muchas gracias por tu informacion sobre los periodicos filipinos en espanol de tu biblioteca.Dame un toque cuando estén accesibles via internet. El tema del boxeo es recurrente en los países de tradiciòn hispana,hace anos estuve colaborando con una escuela rural en el oriente cubano,experiencia muy emocionante,y la gente tenía dos pasiones muy fuertes:boxeo y peleas de gallos.Los campesinos se reunìan y jugaban miles de pesos a esta última actividad(algo ilegal según la legislaciòn cubana).Digo esto,porque segùn creo,también el tema de las peleas de gallos causa furor en el campo filipino...quizás podias hablarnos de esto en un futuro comentario. Decirte que además de "aprendiz de profesor de espanol" tengo con mi mujer un pequeno hotelito,de esos que ahora llaman "con encanto",al que le queremos dar un toque culural:hacemos exposiciones de pintura,fotografia,escultura...llevamos 2 anos y yo me encargo de la organizacion,diseno de folletos,búsqueda de patrocinadores...y mi ilusion es hacer a medio plazo una exposicion sobre el tema "Espana en Asia"...ya te seguirè contando. Un abrazo:Joaquín

rafa dijo...

Hola Manolo,

no se si sabrás que ayer en la cadena española Cuatro echaron un reportaje de "Callejeros Viajeros" en Manila. Si puedes verlo (anda por youtube), ya me darás tu opinión y tal vez pueda ser el tema de otra de tus entradas en el blog.
Bajo mi punto de vista, al igual que ocurrió con el reportaje de "Madrileños por el mundo" en Manila, que ofreció Telemadrid hace tiempo (también anda por youtube), la imagen que deja de Manila es bastante decadente y creo que engañosa.
De nuevo se repitieron los temas recurrentes relativos al basurero de Tondo, las peleas de gallos y la creciente prostitución en las calles y clubes nocturnos de la ciudad.
A todo esto le sumaron las imágenes de gente viviendo entre cadáveres en el cementerio de Navotas y el mercado de Divisoria donde según ellos los robos son contínuos y es peligroso adentrarse.
Aparte de esto, mostraron la mansiones de una millonaria en South Forbes Park y la de la familia Ayala (una de las mayores fortunas del mundo)en Puerto Galera.

Si la cadena Cuatro trataba de hacer una denuncia de la pobreza, que sin duda existe, tal vez deberían de haber dedicado algo de tiempo a retratar la causa de esta situación: la corrupción del gobierno y "aristocracia" filipina y la impasividad internacional ante esta situación. Si, por el contrario, trataban de hacer una guía turística de Manila, el resultado es pésimo (nada de Intramuros y Casa Manila, nada de la iglesia de San Agustín y el resto de iglesias, nada de la Catedral de Manila, nada de Rizal Park, nada de Escolta y el barrio chino, nada de la Bahía de Manila y Corregidor ....).

Yo he tenido la suerte de estar en Manila en bastantes ocasiones y no creo que los manileños se merezcan esta representación de su ciudad.
He paseado y comprado en el mercado de Divisoria, he visitado el cementerio donde está enterrado la abuela de mi mujer, he paseado de noche y de día por el centro de Manila, he caminado por las calles de Tondo donde he acudido a la Fiesta del Santo Niño, he realizado "visita iglesia" en Semana Santa....y sin duda no todo son chusma, ni prostitución, ni basura...


Sirva esto como denuncia pública (a través de tu blog...gracias jeje), y espero que entre todos los que queremos a Filipinas y a su gente podamos ayudarles a recuperar el lugar que se merecen.

Saludos y gracias!!

Esther dijo...

Lo de la Cuatro fue una vergüenza. Si yo fuera el Embajador de Filipinas en Madrid pondría una queja. En realidad no es que eso no exista, que existe, es que hay muchísimo más, que merece la pena descubrirse. De todas formas no me extraña: es el estilo de la Cuatro.

Yo animo a todos los que no lo han hecho ya a visitar Filipinas. Estoy a punto de volver a vivir en Manila (por tercera vez) y estoy esperando el momento con impaciencia.

Manolo Pérez dijo...

Joaquín, a ver cuándo puedo poner en digital la pequeña -pero valiosa- colección de periódicos filipinos en español de la Biblioteca del IC. Yo no estoy muy seguro de que las peleas de gallos causen furor en el mundo rural filipino. Hay afición pero no como para decir que causan furor. No dejes de darnos noticias de tu hotel con encanto. Si nos cuentas más cosas, lo mismo algún bloguero se anima a haceros una vista. Yo el primero.
Rafa, efectivamente voy a escribir una entrada sobre el programa de los callejeros de Cuatro en Manila porque se fueron sin enterarse de nada.
Esther, qué te voy a decir de ese programa que tú no sepas. La gente cuando no se documenta hace estas barbaridades.